Articulando la minería de hoy y del mañana con innovación tecnológica

La tecnología aspira a resolver los constantes desafíos de operación, productividad y factor humano para lograr una minería inteligente, integrada y segura el 2030.

La visión de la industria minera como un sector de palas y picotas en entornos remotos quedó atrás. Aunque los yacimientos aún existen en lugares inhóspitos, hoy evolucionó gracias a la tecnología, innovación y energías renovables.

Pese a la pandemia, tuvo un rol protagónico en 2020, representando el 10% del PIB del país, según el informe Minería en Números del Consejo Minero. Su producción casi sin interrupciones posicionó al país como líder en producción mundial de cobre con un 29%.

'Con la tecnología como gran habilitador, se mantuvo el nivel de producción gracias a la teleoperación, automatización de procesos y teletrabajo. En los últimos años la inversión en IT en el sector es cercana al 3%, pero por la necesidad de agregar las tecnologías antes indicadas, se estima que este año llegará al 5%. De hecho, el Consejo Minero espera que en los próximos 7 años el 100% de las operaciones incorporen automatización y teleoperación', explica Sergio Morales, gerente general de CoasinLogicalis.

Una minería predictiva

Vivimos en una era que gira en torno a la información y los datos que, tras su correcto uso, explotación y análisis, les permite a las empresas tomar decisiones informadas que generan valor.

'Escoger acciones que reduzcan los contaminantes, mejoren el uso de los combustibles fósiles y optimicen el proceso productivo es clave. Ejemplo de esto es el uso de sensores IoT para medir temperatura, gases y anomalías en tiempo real', detalla Morales.

Sin duda, la adopción tecnológica es un aporte tanto para la operación como para la sustentabilidad. 'Se están utilizando, por ejemplo, plantas desalinizadoras e hidrógeno verde como combustible de equipos de extracción móvil', afirma el ejecutivo.

Pese a un 2021 marcado aún por el covid-19, se espera que la minería mantenga la remotización y teleoperación como ejes productivos, acompañados de más Centros Integrados de Operación (CIOs) y tecnologías como Gemelos Digitales y Realidad Aumentada (RA), además de inclusión de fuerza y capacitación laboral.

'Los CIOs serán más comunes ya que monitorean y operan en tiempo real las faenas mineras desde diversas latitudes. Mientras, la RA se utiliza para capacitaciones y visitas virtuales a terreno', señala Morales.

De esta última surge 'manos remotas libres', un lente que se adosa al casco (con cámara y micrófono) para apoyar en las gestiones de reparación y mantenimiento, lo que soluciona problemas debido a la ausencia del capital humano.

Gemelos digitales

Replicar virtualmente un servicio o sistema permite adelantarse a posibles problemas. Esto gracias a los Gemelos Digitales, que simulan comportamientos de sus homólogos físicos para monitorear y analizar reacciones con el fin de mejorar rendimientos.

Según Gartner, para el 2021 la mitad de las grandes empresas industriales utilizarán gemelos digitales, lo que dará como resultado una mejora del 10% en la efectividad.

'Con esta tecnología extraemos datos de los sistemas para llevarlos a la nube y virtualizar la mina en tiempo real, lo que entrega visibilidad y disponibilidad de camiones o palas para una mejor operación', agrega Morales.

El 5G en la mina

Innovar es el principal desafío que las mineras deben enfrentar ante los constantes cambios. Procesos más autónomos, remotos y seguros, manteniendo el estándar operativo es el objetivo actual.

Para lograr la competitividad en este escenario, se requieren nuevas redes de comunicación. El 5G viene a satisfacer estas necesidades para finalmente lograr la migración de la actualWi-Fi hacia LTE (Evolución a Largo Plazo).

'Esta nueva red entregará grandes beneficios y un servicio más eficiente. Será un habilitador para operaciones remotas en tiempo real y permitirá gestiones de enormes volúmenes de información, gracias a su reducción de latencia y su mayor ancho de banda', asegura Morales.

Un futuro innovador

Ciertamente, el valor del cobre chileno vive un período histórico. Contrario a lo que se pensaba, los niveles de producción están en los mismos parámetros previos a la pandemia, teniendo a la tecnología y cuidado de los trabajadores como ejes principales.

'Los retos hacia el futuro apuntan a una consolidación del teletrabajo; la creación de Centros Integrados de Operación para apoyar y monitorear la teleoperación y remotización de las faenas; la seguridad de los trabajadores; una mayor inversión en ciberseguridad, y la capacitación de la fuerza laboral', concluye Sergio Morales.